Polémica por planta de tratamiento de residuos en el Gran La Plata

Timerman encabezará misión comercial en China
26 agosto, 2011
Terraplén Costero en Berisso- Once Km de extensión
28 agosto, 2011

«Durante 32 años nos tiraron la basura, ahora nosotros con el Gobernador tomamos la valiente decisión de llevar adelante esta obra. La Municipalidad de La Plata se declaró impotente de llevar adelante esta idea y ahora debe ceder todos los derechos porque la Planta no es exclusiva de La Plata sino de los cinco Intendentes de la Región». Con esta dureza el intendente de la ciudad de Ensenada, Mario Secco se refirió a las objeciones y dudas planteadas por los concejales de la oposición de la ciudad de La Plata, los que deberían reunirse en los próximos días para avalar el convenio que servirá para que la Provincia de Buenos Aires giré a Ensenada, los fondos para la construcción de la Planta de tratamientos de residuos que originariamente se iba a hacer en la ciudad de las diagonales y que finalmente se construirá en la ciudad ribereña.

El tema, dicen los funcionarios de la comuna ensenadense, está siendo “dilatado  innecesariamente”, puesto que cuando la comunidad de Ensenada tomó la decisión de hacerse cargo de avanzar en el proyecto, por las trabas que estaba recibiendo desde distintos sectores de la ciudad de La Plata, la iniciativa se empantanó.

En ese marco, Secco criticó fuertemente y con dureza a los concejales platenses al destacar que “rechazan un proyecto de avanzada, de características únicas en América Latina, cuando se trata de una obra que se llevará a cabo en otro distrito”.

En malestar de Secco, se explica a partir de la intención del municipio de Ensenada de erradicar el CEAMSE ubicado en la zona de Punta Lara en tiempos de la dictadura militar.

El crecimiento población, beneficiado en los últimos años por un incremento en la capacidad de consumo de amplios sectores de la población, fueron reduciendo la capacidad del predio, lo que motivó que a partir de marzo de 2003 numerosas organizaciones ambientalistas y asociaciones civiles plantearan firmemente la necesidad de impedir que la basura de la región y de otros puntos del conurbano bonaerense sea depositada en el lugar.

La controversia derivó en un litigio judicial para que la misma atienda el reclamo de los habitantes de Punta Lara, los que señalaron las graves consecuencias de la contaminación del suelo y las napas subterráneas.

La solución que hallaron dirigentes políticos, vecinos y asociaciones civiles, a un problema que afecta a Ensenada pero que involucra a las ciudades de Berisso y La Plata, fue la creación de una planta de tratamientos de residuos con ubicación en la ciudad de las diagonales. Ante la fuerte presión comunitaria el proyecto comenzó a sembrar más dudas que certezas, las que concluyeron cuando el intendente Mario Secco decidió manifestar públicamente su voluntad de construir la planta en Ensenada.

En ese contexto Secco aseguró que «es lamentable la actitud de quienes se oponen porque nunca tuvieron una respuesta para dejar de enterrar sus residuos en nuestra ciudad y pareciera que son representantes de la Ceamse».

De este modo el jefe comunal de ensenada volvió a ejercer presión sobre los concejales platenses que dudan sobre el proyecto. Mientras tanto la población en la región espera saber que pasará finalmente con los residuos de la región, atento a que las posibilidades  de avanzar con el proyecto parece naufragar.

 

Juan Quesquén
Juan Quesquén
Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *