La médica toxicóloga Mónica Nápoli dijo que estamos frente a “una intoxicación masiva”

Tigre: La comuna se suma a la Noche de las Vacunas
3 febrero, 2022
Alberto Fernández en su paso por Rusia: “Necesitamos abrir otros puentes sin ser satélites de nadie”
3 febrero, 2022

La médica toxicóloga Mónica Nápoli dijo que estamos frente a “una intoxicación masiva” y destacó que “hay mucha preocupación porque no se saben los números reales de las personas afectadas ni el producto que se encuentra en la cocaína”.


En declaraciones por FM 97UNE, Nápoli  detalló que “los médicos que están en las trincheras trabajan para atender los síntomas y los bioquímicos están estudiando los productos decomisados para saber qué hay además de la cocaína dentro del polvo blanco que han comprado los consumidores”. En ese marco, pidió celeridad en la realización de esos estudios para “poder asistir más rápidamente a quienes concurren a las guardias” debido a que “en el caso de que fuera fentanilo, tenemos como antídoto la naloxona”.

Respecto a la posibilidad de que la cocaína se haya cortado con veneno para ratas, la especialista manifestó que “los raticidas son productos que no tienen un efecto fulminante inmediato” como sucedió en estos casos. Y agregó que “puede ser cianuro o un producto derivado del opio” por cuanto “muchas veces se busca la asociación psicoactiva de varios productos para producir una experiencia diferente. Esto sería en búsqueda de una nueva experiencia para el consumidor”. Aclaró que si fuera “fentanilo” es raro que se use para “estirar la cocaína” porque “es una sustancia costosa, y si se estira la droga, son con cosas más baratas. Puede haber varias sustancias de la familia de los opioides, pero es importante saber cuáles para poder atender a los internados”.

Por otra parte, Nápoli detalló que “el que elabora estos productos no es un bioquímico o un químico, sino alguien que lee una receta. Puede haber confundido un polvo con otro o haber confundido las dosis. Es decir, puede haber sido un error involuntario o alguien que pone algo para perjudicar a los consumidores. Esto segundo es algo impensable porque generalmente el que conoce sobre narcotráfico, sabe que no quieren que dejen de comprar”, aseguró.

Por último, señaló que “es imposible que los consumidores puedan percibir las adulteraciones salvo que sean muy burdas porque generalmente no alteran ni el sabor ni el olor ni el color del producto, dado que eso generaría que todos se den cuenta, hasta sus realizadores. De hecho en los decomisos, lo único que se sabe es el color de los envoltorios, que es color rosa. No se sabe nada más”.

03/02/2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *