Declararon ciudadana ilustre post mortem a Eliana María Krawczyk, tripulante del Submario Ara San Juan

Declararon Ciudadano Ilustre al reconocido chef platense Mauro Colagreco
29 agosto, 2019
Investigadores realizaron una olla popular y denuncian un “terrorismo económico”
29 agosto, 2019

El Concejo Deliberante de La Plata destacó como Ciudadana Ilustre post mortem a Eliana María Krawczyk, primera mujer oficial submarinista del país y de Sudamérica y tripulante del Submario Ara San Juan. La iniciativa fue impulsada por el edil de Unidad Ciudadana Cristian Vander

Al respecto, Vander sostuvo: “desde nuestro humilde lugar seguimos exigiendo justicia y entendemos que el mejor homenaje lo tenían que hacer sus amigas, acompañadas por los ex combatientes de las Islas Malvinas”.

En el lugar estuvieron presentes familiares, amigas e integrantes del CECIM La Plata

 

1 Comment

  1. Jorge dice:

    «Y se hizo a la mar…» canción galopa en honor a la Teniente de Navío Eliana María Krawczyk, única mujer a bordo del submarino ARA San Juan.
    Escuchar: https://soundcloud.com/jorgepadulaperkins/y-se-hizo-a-la-mar

    Y se hizo a la mar… (canción galopa)

    Letra: Jorge Padula Perkins
    Música: Julio Rolon

    Eliana tenía
    alma de sirena
    y así lo sentía.
    Como agua del río
    que busca los mares
    buceaba la vida.

    Eliana acogía
    a perros sin casa
    y los protegía.
    Saltos y ladridos,
    de sol o de luna,
    feliz recibía.

    Y se hizo a la mar;
    serena y valiente la submarinista salió a navegar.
    Y se hizo a la mar;
    fuerte y decidida a enfrentar la calma o la tempestad.

    Eliana tenía,
    como asteroidea,
    en el mar la vida.
    Y era un submarino,
    su albergue y carruaje,
    en noches y días.

    Eliana venía
    de la roja tierra
    que en ella latía.
    De selvas y trinos;
    misionera cuna
    y franca sonrisa.

    Y se hizo a la mar;
    serena y valiente la submarinista salió a navegar.
    Y se hizo a la mar;
    fuerte y decidida a enfrentar la calma o la tempestad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *