Comenzó el juicio oral al juez Claudio García, denunciado por acoso sexual y violencia laboral. Desde la AJB pidieron “una sentencia ejemplar”

Más de 250 mil personas disfrutaron de los festejos en la República de los Niños
26 febrero, 2020
Provincia y Nación firmaron convenio Comprá Cerca: «Precios cuidados no es un anuncio, es una política permanente”, dijo Kicillof
26 febrero, 2020

Esta mañana comenzó el debate en el jury al juez de Olavarría, Claudio García, acusado de acoso sexual y violencia laboral. Desde la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) exigen su expulsión del Poder Judicial. “Esperamos una sentencia ejemplar, creemos que la justicia debe tener perspectiva de género”, sostuvo Débora Bertone.


En el marco del inicio del debate oral en el jury a Claudio García, Juez de Familia de Olavarría acusado de acoso sexual y violencia laboral, desde el gremio judicial sostuvieron que ese jury “es un antecedente sin precedentes en el ámbito de la justicia y es el resultado de la lucha que venimos sosteniendo en materia de género desde hace varias décadas, lucha que acompañó el avance del movimiento feminista y su masividad de los últimos años”.

“Este proceso viene a romper el pacto corporativo de muchos jueces, fiscales y defensores en un sistema judicial machista y patriarcal, poniendo en serio debate el sistema de selección de magistrados en la Provincia de Buenos Aires”, remarcaron.

Al respecto, la secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la AJB, Débora Bertone, sostuvo que esperamos una sentencia ejemplar del jurado de enjuiciamiento porque creemos que este Juez no puede ser más juez de la Provincia de Buenos Aires y creemos que la justicia debe tener perspectiva de género”.

Más adelante, Bertone remarcó que “el juez García llega al juicio con una suspensión en el Poder Judicial. El no niega los cargos, de hecho tenemos muchas pruebas que acreditan que los hechos existieron y fueron reconocidos por el magistrado”.

Por su parte, el secretario general de la AJB, Pablo Abramovich, en consonancia con Bertone hizo hincapié en la necesidad de una sentencia ejemplar. “Es el primer juez llevado a jury acusado de acoso sexual respecto de trabajadoras judiciales. Nosotros y nosotras estamos convencidos que no es el único juez que está cometiendo esas conductas. Tenemos decenas de casos de forma sistemática en la cual jueces ejercen, a través de su autoridad, acosos respecto de compañeros y compañeras y por eso nos parece relevante que el jurado de enjuiciamiento dé una sentencia ejemplar; que sirva como una fuerte señal para todos los magistrados que hoy cometen este tipo de conductas”.

Cabe recordar que el magistrado fue denunciado en el 2017 por la AJB ante la Suprema Corte de Justicia y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados luego de que una trabajadora del Juzgado soportara durante varios meses propuestas sexuales no consentidas y maltrato laboral por parte de García.

En aquel momento se realizó formalmente el reclamo de otorgamiento de licencia compulsiva a la Suprema Corte mientras durase el proceso de enjuiciamiento, pedido que fue desestimado por considerar que los elementos de prueba eran insuficientes. A ello debe agregarse que el Tribunal, durante la Presidencia de Hilda Kogan, no sólo no apartó al violento de su cargo, sino que dio un paso más en la vulneración de los derechos de la trabajadora denunciante disponiendo su traslado compulsivo a otra dependencia al poco tiempo de haber efectuado la denuncia contra el magistrado.

Sin embargo, estas decisiones propias de un Poder machista y patriarcal no doblegaron la decisión de la trabajadora y del sindicato, que profundizaron la organización colectiva y el reclamo de separación del cargo del Juez García. Esa presión generó que el Jurado de Enjuiciamiento resolviera en febrero de 2018 el apartamiento preventivo del magistrado. Claro está que ello sucedió sin referir a la violencia de género padecida por la trabajadora, sino fundándose en otra denuncia impulsada por la Procuración General por mal desempeño del magistrado en el ejercicio de sus funciones, que se acumuló a la anterior. Apartado el juez de su cargo, la acción gremial de la AJB logró que la trabajadora fuera reincorporada a su lugar de trabajo.

Posteriormente, tanto la Procuración General como la Comisión Bicameral mantuvieron la acusación sobre los hechos de acoso sexual y violencia laboral denunciados por la trabajadora y la AJB, cargos que fueron admitidos por el Jurado de Enjuiciamiento.


(Publicado el 26/02/2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *