No, al cierre del hogar del Padre Cajade

The New York Times, Roger Cohen y la crítica liviana
27 febrero, 2014
Comienzan las actividades en el Centro de Artes Crisoles
6 marzo, 2014

El padre Carlos Cajade se ordenó como sacerdote a comienzos de la década del ´80. Fue en la parroquía San Francisco de Asís de Berisso, ciudad de la provincia de Buenos Aires que se encuentra recostada sobre las orillas del Río de La Plata. Allí, en la Noche Buena del año 1983, cuando oficiaba su última misa y se aprestaba a irse para pasar la navidad en familia, se encontró con Beto, Sandro y Margarita, tres pequeños hermanos que vivían a tres cuadras de la parroquia y que se encontraban viviendo con su madre y otros hermanos en situación de indigencia.

 De la Redacción cajade.

El padre Carlos Cajade se ordenó como sacerdote a comienzos de la década del ´80. Fue en la parroquia San Francisco de Asís de Berisso, ciudad de la provincia de Buenos Aires que se encuentra recostada sobre las orillas del Río de La Plata. Allí, en la Noche Buena del año 1983, cuando oficiaba su última misa y se aprestaba a irse para pasar la navidad en familia, se encontró con Beto, Sandro y Margarita, tres pequeños hermanos que vivían a tres cuadras de la parroquia y que se encontraban viviendo con su madre y otros hermanos en situación de indigencia.

El padre Cajade, conmovido por la situación, ideó a partir de ese momento una obra que se constituiría con el correr de los años en el proyecto de vida de numerosos chicos que vivían en la calle: el “Hogar de la madre tres veces admirable”. En ese hogar, construido en las inmediaciones del Barrio Aeropuerto de La Plata y al que llevó a vivir a los tres hermanos, llegó a asistir a unos 250 chicos y adolescentes. Su fama fue tan notable que cierta vez, en el año 1997, el cantante Catalán Joan Manuel Serrat lo acompañó en una marcha llevada a cabo por las calles de esa ciudad.

La iniciativa logró sortear los avatares de las crisis económicas más atroces que vivió la argentina, sin embargo, con la muerte de Cajade en el año 2005, la obra comenzó a peligrar, a tal punto que este año comenzaron los problemas: ya no reciben el plato de comida más importante del día, no pudieron reiniciaron los talleres recreativos que alejan a los chicos de la calle, no pueden brindar asistencia jurídica, psicológica y odontológica, y tampoco funcionar como hogar para bebés mientras los padres de esos chicos cumplen con sus largas jornadas de trabajo.

Es que las dificultades económicas que afronta el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que se encuentra imposibilitado de hacer frente a la deuda de 500 millones de pesos que debe a los proveedores de los comedores escolares, puso en jaque el proyecto.

Recién esta semana fue depositado el pago correspondiente a noviembre, pero debe los tres meses siguientes. Por otro lado, las becas no fueron actualizadas desde 2009: son 450 pesos por chico, unos 15 pesos por día. Con esa dinero, los coordinadores que dieron continuidad al proyecto de Cajade, pagan el salario de cocineras, empleados de limpieza y educadores. Y eso sin contar a los trabajadores de la obra, los que no cobraron los sueldos -unos 850 pesos- de diciembre y enero.

La deuda de la provincia asciende a 291.600 pesos, que corresponden a 210 becas del Programa de Unidades de Desarrollo Infantil (UDI) para La Casa de los Niños “Madre del Pueblo”, la Casa de los Bebés y la Casa de los Niños “Chispita”. Si la provincia no cancela parte de esa deuda, a partir del 1º de marzo la misma ascenderá nuevamente a 388.800 pesos.

En el mes de septiembre del año 2013, veintidós redes de organizaciones sociales que trabajan con niños y adolescentes, que involucran a distintas organizaciones sociales vinculadas a atender la problemática de la niñez y la adolescencia, presentaron una denuncia colectiva en el juzgado en lo contencioso administrativo Nº 3 a cargo de Francisco Terrier, con el objetivo de que el Poder Ejecutivo pague las deudas y cumpla con las obligaciones que impone el sistema de Promoción y Protección Integral de los Derechos de la Niñez.

La justicia pidió información al gobierno provincial sobre la deuda, y los funcionarios de la cartera de la Secretaría de Niñez respondieron enviándole al magistrado informes deficientes en los que no estaban discriminados los conceptos de lo que se había pagado. Tras varias idas y vueltas la Secretaría de la Ninez hizo un pago parcial, pero a partir de allí comenzaron las inspecciones sobre las instituciones reclamantes, lo que fue interpretado por los coordinadores y responsables de eso proyectos como una suerte de persecución por haber hecho la presentación judicial.

Según informaron algunos de los coordinadores de los proyectos vinculados al hogar del padre Carlos Cajade, si en los primeros días de marzo no se completa la orden judicial de pago, van a “denunciar por incumplimiento y pedir multas económicas para Pablo Navarro, secretario de Niñez y Adolescencia; al ministro Aparicio y el gobernador Scioli”.

En los últimos días, el ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, se comprometió ante las autoridades de la obra a resolver la asfixia presupuestaria. Sin embargo, todavía no hubo soluciones al respecto.

Ante el cuadro de situación, este 12 de marzo a las 15 hs, los integrantes del proyecto realizar una una movilización desde La Plaza Rocha de la ciudad de La Plata a la Gobernación Provincial, donde se concentrarán un acto para denunciar la “criminalidad” del estado provincial bonaerense.

Juan Quesquén
Juan Quesquén
Periodista.

Comments are closed.