Entrevista exclusiva Oscar “Colo” de Isasi: el 6 de abril va a...

Entrevista exclusiva Oscar “Colo” de Isasi: el 6 de abril va a ser un parazo.

201
0
SHARE

Por Isaac Quispe Rojas.

Marzo fue el mes de las protestas, diferentes organizaciones gremiales y sociales salieron a las calles para manifestar su descontento con las medidas económicas de la administración de Mauricio Macri. Según el CEPA, desde que asumió Cambiemos, habría cerca de 207 mil despidos y cerca de 41 mil suspensiones entre trabajadores públicos, privados y no registrados.

La economía sigue aún estancada y los ajustes y recortes viene perjudicando a los trabajadores y a los sectores populares que pierden frente a un nivel de inflación alto y suba de tarifas. En ese contexto es que la Central General de Trabajadores (CGT) se vio obligada a llamar al paro nacional que se realizará este 6 de abril.

Es así que  El Tranvía decidió entrevistar a Oscar “Colo” de Isasi, el secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires y Secretario General de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires. De mirada y voz firme, el Colo como le dicen sus compañeros, habló sobre la dura situación que atraviesan los trabajadores, sobre el conflicto docente, la necesidad de construir unidad en las calles para derrotar el ajuste y sobre el paro del 6 de abril.

¿Cómo vienen viendo el tema de los trabajadores en este contexto?

Mirá, el pueblo argentino pelea cuando hay ajuste, no es novedad, es una tradición del pueblo argentino. Los trabajadores y trabajadoras nos hacemos cargo de esa pelea tampoco es novedad. En este tiempo donde el poder económico y su representación política decidió descargar la crisis sobre los trabajadores y los sectores más vulnerables, el desafío nuestro es en primer lugar unificar todas las luchas que nos posibiliten tener la mayor capacidad de impacto para ir lesionando esta política de ajuste y, además, masificarla. Es importante construir la unidad en dos sentidos: de las organizaciones que luchan y también de muchos trabajadores y trabajadoras que hoy no están organizados en ningún lado pero que son  necesarios para lograr construir la fuerza para derrotar este ajuste. Por lo tanto,  la unidad y la masividad son una condición necesaria para derrotar el ajuste. Nosotros desde ATE y la CTA entendemos que hay  una sola política de Estado que precariza las relaciones laborales, que  desfinancia las áreas sociales; hay un camino que es el del endeudamiento y del negocio con el sector privado. Y la única forma de frenar eso es con masividad y unidad, por eso fuimos capaces de construir un escenario de unidad el 16 de marzo. No fue fácil  porque, por tomar dos ejemplos,  uno de los compañeros, quizás el protagonista  en esta etapa con mayor voltaje en términos públicos Roberto Baradel, el secretario general de la CTA de los Trabajadores  y yo soy el secretario general de la CTA Autónoma, fíjate si tenemos debates. Pero el arte está en poder identificar en los momentos históricos cual es la contradicción  principal y cuál es la contradicción secundaria. Sin ningún lugar a dudas, para frenar el ajuste,  esos debates tenemos que seguir dándolos, no hay que negarlos, pero pasan a ser secundarios en la unidad de los que luchan en la calle cuando hay que pelear. Pero también es cierto, yo no puedo soslayar el hecho de que  la unidad y la masividad es clave  para derrotar  el ajuste, pero construir un proyecto político de la clase trabajadora  es el desafío que tenemos  para construir un estado  democráticos, participativo y popular, porque de lo contrario, sino logramos instalar  en el seno de la sociedad un proyecto político de la clase trabajadora, probablemente, quienes capitalicen  la resistencia al ajuste  sean los que hoy se están ofertando como gerentes del ajuste que viene. O sea, es tan necesario unirnos para frenar este ajuste como construir un proyecto de la clase trabajadora que nos permita  transformar esa resistencia en fuerza organizada consiente, que nos permita pelear no  por perder lo menos posible sino para ganar

Las paritarias están cerrando por debajo del nivel de inflación, ¿cómo ven la situación de los trabajadores. Qué tienes para decirle al gobierno?

A ver, el salario mínimo en la provincia de Buenos Aires es de 9.600 pesos, la línea de pobreza está en 13.200 pesos, por lo tanto, el descontento crece en los estatales provinciales.  Pero es importante  tener en cuenta que estamos enfrentando un gobierno que representa los interese de los grupos  económicos más concentrados, que representa la banca internacional, que si bien es cierto que surgió por el voto popular y lo que pone el pueblo lo tiene  que sacar el pueblo. Porque cuando eso no sucedió nos fue mal en la Argentina. No menos cierto es que  rápidamente después de la elección empezaron a representar los interese de los grupos económicos: transferencia de riquezas permanentemente hacia esos grupos económicos y ahora  le quieren dar una vuelta de tuerca. Hace pocos días en Mendoza, se  reunieron los gobernadores e hicieron un acuerdo para impulsar una ley de responsabilidad fiscal, eso significa que los presupuestos en el 2018, 2019 y 2020 el gasto público no puede superar la inflación. Por lo tanto se  congelan los magros presupuestos que  hoy hay en salud, en educación y en niñez en los años futuros. Eso quiere decir que estamos enfrentado no un gobierno que se le antojo descargar la crisis, sino un plan económico  que tiene como condición necesaria la desocupación, la precarización laboral, el crecimiento de la pobreza, porque  de esa manera disciplina a quienes tienen empleo. Es famosa la conversación entre el patrón y el trabajador precario cuando el patrón le dice “limpia el piso con la lengua” y el trabajador le dice, “no, no quiero”. Bueno, “si no te gusta, hay cien esperando”. Bueno, necesitan que haya cien esperando para poder disciplinar al que tiene empleo. Por lo tanto, los estatales decimos dos cosas, primero que no nos vamos a asumir pacíficamente que nos nieguen el futuro y segundo que somos conscientes que  el poder que esta del otro  lado es un poder  muy fuerte y, por lo tanto, nosotros tenemos que construir un poder lo suficientemente  fuerte que lo derribe. Por eso, es imprescindible la unidad de los estatales, los judiciales, los docentes, los profesionales de la salud, los enfermeros, los auxiliares pero también de toda la clase trabajadora, los privados, los estatales, los precarios, los estables, los cooperativistas, los desocupados, de tal manera de construir la fuerza necesaria  que nos permita transitar  otro camino. Es imprescindible fomentar el debate en el campo popular, cómo construimos poder para cambiar la realidad, mientras tanto, estamos orgullosos de construir esta resistencia heroica, pero el desafío es transformar la resistencia heroica en  capacidad de poder y de poder forjar nuestro futuro.

¿Cómo ven el tema del conflicto docente y los dichos de la gobernadora Vidal?

Nosotros representamos docentes, si bien  somos un gremio minoritario, tenemos afiliados. De hecho la justicia nos incorporo a la paritaria  de este último año, lo que nos venía negando el gobierno por un recurso de amparo. El conflicto docente, al igual que el bancario en su momento, es un conflicto testigo, donde el gobierno ha decidido, lo ha puesto en política. Si logra imponer el 18%, se fortalece el proyecto de Macri y Vidal  de descargar la crisis sobre los trabajadores de cara a la elección de octubre. Si perforamos el 18% a través de la lucha docente, se debilita ese proyecto y empiezan a  perder confiabilidad  ante los organismos internacionales que quieren  enriquecer a los grupos económicos. ¿Por qué?, porque la condición que le imponen los grupos económicos para autorizar deuda, para enriquecer a los zares de la obra pública es que el gasto sea por debajo de la inflación. Por lo tanto, no puede haber salario mayor al 18 % porque entonces se rompe una de las condiciones que le pone el fondo monetario internacional para permitirle endeudar a la país y para permitirle circuito de negocios a quienes hoy van a encarar las obras públicas. O sea, en este trimestre, la disputa por el 18% es la disputa concreta contra el ajuste. Si perforamos el 18% se debilita la política de ajuste, si no lo perforamos se fortalece.

¿ATE va a salir a las calles, cuales son las próximas medidas, cómo van a ir al paro del 6  de abril?

Nosotros estamos muy contentos con el paro del 6, aunque  hubiéramos deseado que fuera antes

¿Va a ser un paro activo o un paro..?

Te repito, nosotros estamos muy contentos con el paro del 6, pese a que hubiéramos querido que se hubiera hecho antes. Porque si hoy hay paro, es a pesar de  muchos dirigentes de la CGT, es porque fuimos capaces desde el 24 de febrero, cuando llenamos la plaza de Mayo, de generar las condiciones para  que a los dirigentes de la CGT no les quede otra que decretar el paro. Ahora, el paro del 6  va a ser un parazo. No se disputa hoy si va a ser grande o no: va a ser grande. Lo que se disputa es el sentido del paro. Mientras muchos de los dirigentes de la CGT van a decir que es una válvula de escape, que es un punto de llegada, nosotros queremos decir que es un escalón más en la pelea contra este modelo económico de exclusión, para eso el parao va a ser activo. No vamos a dejar que la conferencia de prensa de la CGT le dé el sentido  que nosotros entendemos que no tiene , vamos a hacer paro activo las primeras horas de la mañana , cortando puentes, cortando rutas, para desde ahí  decir que este paro es de quienes forjamos la riqueza de nuestra patria, es para derrotar  este plan económico  y para que haya una más justa y mejor distribución de la riqueza, con salarios dignos, con pleno empleo, plena estabilidad laboral y con un estado al servicio de las mayorías populares.