Denuncian la mala calidad de la comida en las escuelas públicas de La Plata

Concejales destacaron a las Lobas por ascender a Primera División de fútbol
6 junio, 2019
Se reunió la Comisión de Equidad y Género de la comuna platense
6 junio, 2019

El debate por el Servicio Alimentario Escolar (SAE) -programa municipal que destina fondos millonarios a la alimentación de alumnos y alumnas de escuelas públicas- se instaló otra vez en el Concejo Deliberante. En medio de crecientes quejas de madres y alumnos, tres proyectos reclaman ahora que el gobierno de Julio Garro informe sobre la calidad del servicio, sobre las sanciones que se aplican a los proveedores privados en caso de incumplimiento, y también sobre la “inescrupulosa decisión de servir leche que en realidad es agua”.


Los proyectos fueron presentados en la última sesión del Concejo local por la precandidata a intendenta Victoria Tolosa Paz y se suman a una batería de reclamos que descansan sin respuesta en comisiones. “Con la comida de las chicas y los chicos de La Plata no se puede hacer cualquier cosa”, sostuvo la concejala el mismo día que se conocían las dramáticas cifras de la UCA.

Victoria Tolosa Paz

“La pregunta de estos informes tiene que ver con que si ustedes multan, si el Ejecutivo se toma el trabajo de controlar este servicio y más precisamente, si aplica algún tipo de sanción ante incumplimientos. Es  descabellado y hasta criminal pensar en una mala administración de los recursos públicos mientras cada vez son más los chicos que se levantan y no saben si ese día van a comer o no. Imperdonable”, lanzó Victoria Tolosa Paz.

Los cuestionamientos de la concejal encontraron eco rápidamente en el presidente del bloque de Cambiemos, Julio Irurueta, quien le reclamó a la edil precisiones sobre las escuelas en las que presuntamente se entregó “comida incomible”, poniendo en duda la versión de la edil.

“Como he presentado innumerables proyectos y pedidos de informe, lo correcto sería que primero responda el Ejecutivo municipal; de todas formas, y puntualmente, le puedo decir que se trata de la Escuela N° 6 de Abasto, y la Escuela N° 34 de City Bell, donde la obra de instalación de gas duró unos 8 meses, y los chicos estuvieron comiendo viandas, como sándwiches de jamón y queso del tamaño de un llavero de auto, literalmente y aunque cueste creerlo. Así, tal cual”, le respondió Tolosa Paz.

En ese marco agregó: “También nos preguntamos qué pasa con la leche. ¿Cuánto estamos pagando el alimento a base de leche que llega a las escuelas de La Plata? ¿Acaso la licitación dice o establece en algún punto que el SAE provee alimento a base de leche? ¿O estamos comprando y pagando el precio de leche y en realidad nos entregan un alimento a base láctea que no es leche sino leche diluida con agua?”.

“Algún día van a tener que contestar porqué someten a nuestros chicos de las escuelas públicas a comer como se come hoy. Y si realmente no tienen que proteger al proveedor, les pido que apliquen las multas y las sanciones. Y en todo caso lo retiren de la lista de proveedores. Porque con la comida de las chicas y los chicos de La plata no se puede hacer cualquier cosa”, finalizó Tolosa Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *