Cruz Roja Argentina: abrazo al Congreso por una nueva Ley para la...

Cruz Roja Argentina: abrazo al Congreso por una nueva Ley para la entidad

277
0
SHARE
Cruz Roja Argentina en el abrazo al Congreso.

Cruz Roja Argentina @CruzRojaArg, la organización humanitaria más antigua y con mayor cantidad de personas voluntarias en el país, presentó a través de un abrazo al Congreso de la Nación un proyecto de ley para actualizar la legislación que regula su labor. “Hoy nos encontramos en un momento de gran crecimiento, donde le queremos pedir a la Argentina que salde una deuda histórica que tiene con Cruz Roja, que es actualizar su normativa. La ley que protege nuestro emblema es del año 1893 y la que regula la relación de nuestra organización con el Estado argentino es de 1893. Atrás de esa normativa está la protección de nuestro emblema y de nuestro nombre, y atrás de nuestro emblema está la protección de vidas humanas”, expresó el Dr. Diego Tipping @DiegoTipping, presidente de la organización.

Del abrazo participaron más de 500 voluntarios y ciudadanos, que además formaron una cruz en las escalinatas del Congreso. El proyecto de ley, firmado por los distintos bloques de ambas cámaras, fue presentado oficialmente por las autoridades de la organización. Acompañaron la presentación el senador nacional Juan Manuel Abal Medina y los diputados nacionales Hermes Binner y Carlos Castagneto, quienes se comprometieron a dar al tema un pronto tratamiento.

Cruz Roja Argentina tiene un rol auxiliar de los poderes públicos en sus actividades humanitarias. Conserva, sin embargo, una autonomía que le permite actuar siempre de acuerdo con los Principios que rigen el Movimiento de la Cruz Roja a nivel internacional. “La profesionalidad y trayectoria de nuestra institución en temas de Salud y Emergencias garantizan un soporte y apoyo invaluables a las políticas públicas y al accionar de los organismos estatales. Sin embargo, el sostenimiento de Cruz Roja Argentina y el trabajo del voluntariado en actividades humanitarias no está respaldado por el Estado, como sucede en el resto del mundo, dependiendo su financiamiento de los aportes de la sociedad civil.”, detalló Tipping.

Acerca los vacíos legales que afectan al trabajo de la organización, su presidente advirtió: “La actividad del socorrismo no está regulada en nuestro país, como tampoco lo está la cobertura sanitaria en eventos masivos ni la enseñanza de Primeros Auxilios. Que estas actividades no estén normadas pone directamente en peligro la vida de las personas asistidas”. Por otra parte, la legislación existente limita la actividad voluntaria, ya que la póliza de seguros de accidentes personales a voluntarios no cubre a personas menores de 16 años ni a mayores de 60 años en las mujeres y 65 en los hombres.

La institución cuenta con una red de 65 filiales, donde se capacitan más de 50.000 personas en Primeros Auxilios por año y se trabaja con las comunidades afectadas por emergencias antes, durante y después de las crisis humanitarias. Tiene, además, 35 Institutos de Educación Superior, que han formado más de 180.000 profesionales de la salud en el país.