Canje por mercadería: una manera de afrontar la crisis

Canje por mercadería: una manera de afrontar la crisis

667
0
SHARE

Ante la dura situación económica y social que vive el país, los sectores populares, que siempre son los más perjudicados, están generando sus propias maneras de organizarse para hacerle frente a la crisis. Este es el caso de los clubs de trueque o canje de cosas por mercaderías que vienen creciendo en el país.

Uno de ellos es el  grupo: “Canje por Mercadería de  calle 65 y 131 del barrio Villa Argüello en Berisso. Hace unos 15 días una vecinas se reunieron para mejorar el barrio, especialmente se enfocaron en la plaza que esta descuidada y, a partir de ahí, crearon un grupo de Facebook de canje por mercadería y a las dos horas tuvieron más de   70  integrantes. Es así que en la semana misma decidieron hacer la primera reunión para hacer los canjes.

Betty Chávez, una de las organizadoras del grupo cuenta que “Es la segunda vez que se reúnen, se cambian cosas que las personas no usan, puede ser algún servicio o alguna comida elaborada”. También tienen un grupo de Whattsapp que es el que se mueve más ya que los canjes los hacen todos los días entre vecinos del barrio.

El canje consiste en que cada persona publica cosas que ya no usa, su mercadería, y la primera que pide se lo queda, ya no puede pasarlo a otra segunda, salvo que cuando vea el producto no lo guste, ahí recién tiene acceso la segunda persona que lo pide. Además, tienen un límite de 150 pesos, y está prohibido canjear por dinero.Estefanía Fernández, una vecina que se acercó al participar de los canjes  explicó que “Intercambiamos ropa por mercadería o cosas, utensilios de cocina, lo que tengas para cambiar. Hay mucha necesidad, la plata no alcanza, los sueldos no alcanzan y entonces tenemos que hacer estás cosas”.

Por su parte, Betty aclara que la idea de los canjes “No es tanto comercial sino para estrechar vínculos entre los vecinos, porque muchos por ahí nos vemos la cara pero no nos conocemos. Nos reunimos para tomar mate y a los chicos le hacemos shows para los niños mientras los padres hacemos los intercambios”. Más adelante explica que, por ejemplo, “Tenemos una señora que nos hace manicure por alguna mercadería y otra señora que prepara pre pizas y nos pide cualquier cosa que necesite”.

Lo particular de este grupo de canje es que en cada reunión entregan un número gratis y hacen un sorteo con algunas donaciones. A los niños se les entrega premios golosinas y más adelante, cuando haga más frío, tienen pensado hacer chocolatada.

Estos grupos de canje o trueque vienen creciendo en distintas ciudades del país, a  través de las redes sociales es notorio el auge que tiene esta manera de participación ciudadana que enfrenta la crisis económica y social a su manera, frente al abandono del gobierno.