Sergio Massa y sus operadores regionales


Mientras Malena Galmarini, la esposa del intendente de Tigre Sergio Massa, le hacía muecas a su marido para que no hable tanto, éste muy relajado le pedía a su mujer que se deje de hacerle gestos, y proseguía hablando muy livianamente sobre Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Esto sucedió en noviembre de 2009 en la casa de un financiero amigo de Massa, donde también estaban presentes funcionarios de la embajada estadounidense en la Argentina. Según revelan los cables de wikileaks, el ex jefe de gabinete “trató a Néstor de psicópata, de monstruo y de cobarde, cuya búsqueda del enfrentamiento político disimula una inseguridad profunda y un sentimiento de inferioridad “. ” Kirchner no es un genio depravado, es sólo un perverso.” A su vez, Massa se refería a Cristina como una sometida a Néstor, que si se encontrara sola “se llevaría mucho mejor”, y a su vez aseveraba que los argentinos no les iban a permitir al matrimonio, convertir al país en una Venezuela, consolidando “su poder con mayor gobierno autocrático”.
Si todo esto lo hubieran dicho Eduardo Duhalde o Francisco de Narváez, sería bien verosímil, pero contrasta con que Massa, alineado a los intendentes díscolos donde también figura el platense Pablo Bruera, hoy se encuentren encolumnados detrás de la figura de Cristina. En aquella oportunidad Massa también se refería a que los Kirchner no tenían ninguna posibilidad de volver a ganar en 2011, pero parece que la historia se lo desdijo, y el tigrense para no perder el carro tuvo que volver a las fuentes, en un hecho de claro oportunismo político. Tampoco podría decirse que lo hizo porque el “monstruo perverso” ya no está más, y Cristina hoy sola, se “lleva mejor”.
Lo interesante de todo esto es que en nuestra región el massismo, tiene sus referentes que ya hablan del que va a ser el gobernador en 2015, mientras se rasgan las vestiduras intentando mostrarles a la sociedad que son kirchneristas de la primera hora. Es así como en Berisso, Ángel Celi se encuentra encolumnado con Massa y Bruera y enfrentará en las internas al actual intendente Quique Slezack, quien expresa mejor que nadie el perfil K en la ciudad. En Ensenada el vicepresidente del PJ, Walter Scheffer alineado a Massa, declamando sobre que la vieja política se debe terminar, enfrentará en las primarias de agosto, al actual intendente Mario Secco de la Corriente Nacional de la Militancia. En La Plata, el bruerismo quien en 2009 traicionara al FpV, hoy se arroga la candidatura por esa fuerza, habiendo maniobrado contra el kirchnerismo platense representado por Guido Carlotto, quien cuenta con el apoyo de la mayoría de los sectores juveniles platenses, entre ellos La Cámpora.
Si el diagnóstico de Massa en 2009 sobre que los Kirchner no podían volver a ganar, seguramente toda esta gente hoy no estarían donde están, pero más allá de su actual posición electoral, no hay que descuidarse de que ellos apuestan a una construcción que los medios hegemónicos llaman poskirchnerismo, y que es una visión colada y lavada del actual gobierno, y funcional al lobby de las corporaciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sobre admin